Análisis: ‘inFAMOUS’

A juicio (moral) la electrizante aventura de Sucker Punch

Lo admito. Mi llegada a PlayStation 3 ha sido tardía pero no me arrepiento de haber esperado al ver el extenso catálogo de la consola. Y el primer título con el que me he atrevido a probar la consola de séptima generación de Sony es el que nos ocupa, el comienzo de la última saga de Sucker Punch, el sandbox inFAMOUS para PlayStation 3.

Fueron las buenas impresiones de un compañero quienes me llevaron a probarlo. Me prometían un gran juego con la posibilidad de hacer el cabra tanto como gustara y encima, ¡con poderes eléctricos! ¡Y esos son mis poderes elementales favoritos! ¿Estaría a la altura de mis expectativas?

En el apartado gráfico, lo está. Es un juego de séptima generación, publicado en 2009 y, teniendo en cuenta que hablamos de hace más de cinco años, cumple bastante bien. Quizá con algún que otro bicho en lo que a animaciones se refiera (especialmente flagrantes son las animaciones de algún que otro personaje hablando) pero algunas cosas como los efectos eléctricos y la iluminación proveniente de nuestros superpoderes lo compensan con creces.

También me gustaría destacar las escenas de vídeo, animadas en un formato cómic muy resultón que encaja con la estética de cómic americano que está latente en muchos de los diseños. A veces me pregunto qué tal hubiera sido mantener ese tipo de diseños en el juego en sí. Probablemente, hubieran contribuido mucho más a la atmósfera global con técnicas como las que cuenta Borderlands.

Infamous

El audio también acompaña. Música que encaja perfectamente en el ambiente y es capaz de transmitirte las sensaciones correctas en el momento adecuado (es especialmente atacante cuando el juego quiere que estés ansioso) y un perfecto doblaje en castellano bien logrado… En su mayoría. Probablemente el mayor problema con el que cuenta nuestra versión sea con su reparto de voces secundarias, que además de escaso, son excesivamente conocidas y usan sus registros más habituales. Lo siento, me costaba mucho tomarme en serio a un personaje que pretendía ser amenazante usando la voz de Sokka (Avatar: La leyenda de Aang), especialmente si cinco minutos antes otro decía una tontería con esa misma voz.

Pero dejemos de hablar de la técnica del juego y vamos a centrarnos en el juego en sí. Por ejemplo, su historia, que aunque típica de este tipo de títulos (en este caso estaremos en una cuarentena desde el momento en el que obtenemos nuestros poderes y tendremos que hacer algún que otro favor al gobierno para escapar), se permite unos giros de guión bastante interesantes, especialmente en su último tercio.

Esta historia viene convenientemente sazonada con una brújula moral que siempre estará presente en la jugabilidad. Podremos ser un héroe que lo hace todo por el bien de Empire City o un completo cretino que sigue adelante única y exclusivamente por su propio bien. Y ya. No hay términos medios (si intentas mantener un karma neutral el juego te castigará negándote el acceso a ciertas habilidades) y, por desgracia, su impacto en la historia será mínimo obviando el final y algunos diálogos. No obstante, no deja de ofrecer una buena excusa para revisitar el título para ver cómo habrían sido las cosas en caso de haber decidido ser una buena (o mala) persona.

Para decidir si ser héroes o infames, encarnaremos a Cole McGrath, un inocente repartidor que se ve inmiscuido en todo el embrollo al tener que entregar un paquete con un peligroso experimento llamado La Esfera del Rayo, capaz de proveer de poderes a algunos humanos a costa de la vida de otros tantos. Para ayudarnos tendremos al simpático aunque poco útil Zeke y a la resentida Trish, así como una variedad de benefactores que contactarán con nosotros mediante el teléfono móvil.

Infamous ataque

La narrativa tiene una estructura relativamente simple. Tenemos tres “islas” que son dominadas por bandas criminales distintas, y habremos de destrozar los planes de sus líderes y devolver la electricidad a sus calles para obtener nuevos poderes (y una obvia ventaja estratégica, conociendo la naturaleza de nuestra fuerza). Todo mediante un sistema de misiones principales (y secundarias, que nos permitirán “reclamar” el territorio de manos de las bandas) como en todos los juegos de este género.

Jugablemente hablamos de un producto totalmente sólido y, aún más importante, extremadamente divertido. No es un Grand Theft Auto, ni pretende serlo, pero podremos hacer locuras como explotar gasolineras (de hecho, la primera vez que lo hice me premiaron con una conversación muy divertida) o tirarte desde un rascacielos con fuerza para crear una onda expansiva con la que sorprender a los viandantes al caer. Y el juego te anima a ser creativo, ya que realizar alguna acción “original” (por ejemplo, explotar un coche para eliminar un enemigo) te hará obtener experiencia extra y algún que otro trofeo en el juego.

También premia la exploración, llenando de coleccionables la ciudad en cuarentena y la estrategia, ya que algunos enemigos demostrarán ser extremadamente paranoicos, forzándote a tramar un buen plan de antemano. Para ello podremos valernos del parkour como principal modo de movimiento (lo que nos ayudará bastante a desplazarnos en las variadas ocasiones en las que nos forzarán a recorrer la ciudad entera sin ningún tipo de teletransporte), que se verá potenciado por una serie de habilidades adicionales.

Las misiones, tanto principales como secundarias, serán variadas, aunque muchos patrones se repetirán. No será rara la vez que digas “esto ya lo he hecho” y, aunque se le dé una vuelta de tuerca, sigue siendo lo mismo pero con un sombrero nuevo. Por suerte, no pasa tanto como podría y generalmente tienden a ser misiones ágiles y de sencilla (aunque no necesariamente fácil) resolución.Todas, menos un tipo: la contravigilancia. El juego tiene algunas misiones (no muchas, por suerte) que son el infierno del diseño de niveles, pero ésa se lleva la palma.Destruir dispositivos de vigilancia en los laterales de edificios grandes, haciendo parkour que, viniendo de la saga Assassin’s Creed, no es tan preciso (probablemente por tener unas animaciones algo menos pulidas), y, como bonus, siendo cosido a balazos desde todas las puntas de la Rosa de los Vientos.

Protagonista de InFAMOUSNo. Definitivamente no.

El combate también está muy bien parido, proporcionándonos una buena variedad de ataques válidos para situaciones distintas, comenzando con un disparo eléctrico simple hasta llegar a una tormenta eléctrica, pasando por granadas, misiles o incluso un arco voltaico. Junto a un sistema de coberturas bien implementado y a la gran variedad de mejoras que se le pueden añadir a dichas habilidades, nos da una buena variedad jugable para deshacernos de los pandilleros.

inFAMOUS no es un título perfecto. No es ni el mejor sandbox, ni tiene el mejor parkour ni reinventa la rueda. Pero vaya si es divertido y variado cuando quiere. ¿Repetitivo? A veces. Pero nada te impide escalar un edificio y desatar una lluvia de granada sobre los viandantes para romper la monotonía. Y si en un juego de hacer el cabra puedo hacer ese tipo de cosas y con una buena variedad jugable, me parece un gran juego. Aunque el karma esté demasiado polarizado y la historia no diverja tanto.

Disculpadme, voy a explotar una hilera de coches lanzándolos por los aires para deshacerme de un puñado de Segadores.

"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum."
8
inFAMOUS (PS3)
Lo mejor
  • Perfecto para hacer el cabra
  • Rejugable gracias a la brújula moral
  • Cantidad de cosas que hacer
Lo peor
  • Brújula moral demasiado polarizada
  • Las misiones de contravigilancia
  • A veces es un poco repetitivo



"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum."