Reseña: ‘Los Juicios Escolares’ #1

¡Protest-, te refuto!
Los juicios escolares 1 norma

Mucho ha que no me aventuraba a reseñar nuevo manga, pero cuando vi que se acercaba el lanzamiento de Los Juicios Escolares (Gakkyuu Hotei学糾法廷), quise encargarme de estas palabras de primeras. De hecho, ya me llamó especialmente la atención en la vorágine de licencias del XXI Salón del Manga de Barcelona dada su, a priori, similitud con Phoenix Wright: Ace Attorney y sus juicios en un ambiente absurdo (en este caso, un colegio):

Las aulas deben enfrentarse a infinidad de problemas, y el mundo se adentra cada vez más en una era de crisis educativa. Con tal de solucionarlo, el gobierno ha implantado un nuevo sistema llamado “los juicios escolares”… ¡un nuevo tipo de tutoría en la que los niños utilizarán las leyes para revelar la verdad!

Sigue las aventuras de Inugami Abaku, un abogado de sexto de primaria, que defenderá a los estudiantes que se tengan que enfrentar a la fiscal Pine Hanzuki a base de refutaciones

Y, a priori, he de admitirlo: ha cumplido con lo esperado. Niños de doce años llevando un juicio en los bancos de abogado y fiscal, un preescolar en el rol de juez… Realmente es algo que no se ve todos los días, algo que te hace preguntarte por qué no se les había ocurrido antes y, obviamente, cómo demonios funcionaría un planteamiento así.

Los juicios escolares gakkyu hotei

Una premisa loca, sí. Aún más loca que el ejemplo que propongo. Pero, de alguna forma, en Los Juicios Escolares todas las piezas caen en su sitio, como ya ocurría en la del pelopincho de CAPCOM. Los elementos que nos resultan inicialmente fuera de lugar son capaces de proporcionar una nueva dimensión a la historia, llevando algunos procedimientos a un prisma infantil con resultados igualmente divertidos y psicológicos.

Por su parte, los personajes principales cobran gran fuerza dado su carisma (si bien los secundarios terminan cayendo en clichés, saben explotarlos como es debido), en especial el abogado protagonista cuya chulería cae más en simpatía que por el lado contrario y la fiscal que hace las veces de rival, que se ayuda de la moralidad centrada en el protagonista para hacerse odiar a pesar (o en adición, según lo miremos) de ser una princesa adorable.

También he disfrutado cómo el trasfondo empieza a dejarse caer para justificar que los niños de primaria comiencen a tener nociones de derecho para esclarecer los casos del colegio (por citar un par de ejemplos de este mismo tomo, que encontraran chuletas al empollón de la clase o tomen fotos sin permiso a la chica popular), aunque sin dejar de lado el misterio mayor de la tutoría sangrienta que lo inició todo, dándonos la información de dicho caso muy a cuentagotas pero sin resultar insuficiente.

Juicios escolares ronpa

La narrativa también ayuda a disfrutar de Los Juicios Escolares, resultando ágil (a pesar de ser un tomo introductorio y sólo contar con algo menos de doscientas páginas, es capaz de encajar tres de los titulares juicios escolares y un poderoso cliffhanger de un cuarto caso) pero sin sentir una gran omisión a la hora de leerlo más allá del putoamismo del protagonista Inugami, que es capaz de resolver los casos con tan sólo las pistas que nos deja el cómic dejándonos una ranura en la cuarta pared para intentar seguirle el ritmo antes de darnos una completa explicación de todo lo acaecido.

Gakkyu Hotei Donpa

No queda tampoco fuera el humor, tanto interno como referencial, en el punto más adecuado. Si bien sus chistes pueden resultar demasiado oscuros como para estar protagonizados por prepúberes, eso fomenta el golpe de efecto que te arranca la carcajada. Ese tono, también, ayuda a engañar al lector; siempre pensarás un par de tonos más hacia lo macabro de lo que realmente está ocurriendo para concluir con un buen sabor de boca o te confiarás por lo que hizo antes para llevarte el buen guantazo de realidad.

Y si el guión de Nobuaki Enoki no te resulta suficiente aliciente para disfrutar de Los Juicios Escolares, el dibujo de Takeshi Obata (Death Note, Bakuman) puede que haga tus delicias. Con un trabajo de ilustración sublime (algunas de las viñetas son dignas de enmarcar aparte) y un diseño de personajes variado y lleno de detalles tanto en aspecto como en variedad de vestuario, a veces me he llegado a parar para fijarme en detalle en diseños, expresiones faciales o simplemente algún que otro cuadro que me llamase la atención. Trabajo que ha sido perfectamente respetado por Norma Editorial en una edición que, como de costumbre, da gusto de leer.

Aunque odie basar gran parte de la reseña en una comparativa, si eres fan de las novelas visuales de Phoenix Wright, has llegado al manga indicado. Comparten temática, comparten parte de la premisa y comparten, ante todo, el sentido del humor.

¡Me voy a hartar de refutar hasta reventar!

'Los Juicios Escolares' #1
Lo mejor
  • Interesante premisa bien ejecutada
  • Genial trabajo de ilustración
Lo peor
  • Ritmo demasiado acelerado
  • Secundarios poco desarrollados



  • Yer

    Me ha sorprendido, gustado más de lo esperado. La traducción me parece impecable, y han adaptado muy bien las referencias culturales (ese Art Attack…xD). Ameno, muy ameno.

  • Kuroneko

    Vaya, qué sorpresa, no sabía que existía este manga ni mucho menos que lo estuvieran publicando en España.