‘Amezaiku’, piruletas japonesas de animales hiperrealistas

Una tradición japonesa que lleva viva 1200 años

El término Amezaiku proviene de una antigua y querida tradición japonesa que consiste en esculpir piruletas con forma de animales, de una manera tan realista que daría mucha pena llevárselas a la boca. Este arte, que nació en el siglo VIII durante el periodo Edo, sigue vivo, generación a generación, gracias a maestros como Shinri Tezuka.

Este joven de 26 años sigue esculpiendo pequeñas obras de arte en su tienda, de nombre Ameshin, la cual lleva abierta desde el año 2013 y donde se venden sus trabajos a una media aproximada entre 1000 y 2000 yenes.

amezaiku-hyper-realistic-animal-lollipops-shinri-tezuka-japan-1

También se incluyen ofertas para aquellos que estén interesados en aprender a esculpir estas bellezas hechas caramelo, conociendo de primera mano el duro trabajo que supone tallar a mano desnuda y tijera el dulce caliente (90ºC) en escasos minutos, ya que se enfría de forma rápida. Éste está hecho a base de jarabe azucarado y almidón, acompañado a su vez de colorantes orgánicos.

Os dejamos con la página web oficial de su tienda para que podáis echarle un vistazo a todo lo que nos cuenta. Eso sí, si queréis haceros con alguna, tendréis que ir hasta el país del Sol Naciente, ya que no aceptan pedidos de fuera del país.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.