‘Ping Pong’ (Taiyo Matsumoto), licencia manga de ECC

Deporte, competición y vida

Ping Pong ECC

ECC Ediciones es una de las pocas editoriales españolas que apuestan fuerte por el seinen, y además lo hacen de manera seria, contando con un amplio abanico de series maduras que hacen las delicias de todo tipo de lectores jóvenes y adultos. La nueva sorpresa que nos tiene preparada llega junto con el listado de novedades para el mes de agosto, donde se confirma que Ping Pong, el manga de Taiyou MatsumotoTakemitsu Zamurai, Sunny– será una de las novedades para este mes.

Será este mes cuando podamos disfrutar del primer volumen de un total de cinco que se editarán de manera regular. Cada volumen, de encuadernación rústica y páginas en blanco y negro, tendrá un precio de 12,95€ y contará con traducción de Gabriel Álvarez.

Ping Pong se popularizó enormemente gracias a la adaptación al anime que en 2014 realizó el prestigioso director Masaaki Yuasa. También cuenta con una adaptación a película de imagen real que data de 2002, dirigida por Fumihiko Sori.

Este manga deportivo –spokon– fue publicado de 1996 a 1997 en la revista Big Comic Spirits, de Shogakukan.

Ping-Pong-anime

Que ambos cuenten con personalidades muy opuestas no ha impedido que los jóvenes estudiantes Peco y Smile hayan sido amigos desde la infancia. Ahora, en el instituto, ambos son talentosos miembros del club de tenis de mesa del instituto Katase. Smile es un chico que no exterioriza sus sentimientos, y a menudo otros compañeros de instituto se refieren a él como “un robot”. Además, juega “para matar el tiempo”. Peko es distinto, es apasionado, carismático, y contó con la admiración de Smile durante su infancia. Él juega porque el ping pong es su pasión y odia perder.

¿Cómo tratará este frío y cruel mundo de la competición a los dos protagonistas? ¿Qué ocurrirá una vez se vean obligados a competir entre ellos en el Gran Trofeo Masculino del instituto?

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.