Impresiones: ‘Handa-kun’ #2, el anime arranca por fin

Handa da lecciones de vida sin quererlo
handa-kun-2-02

Puro humor japonés. Así es como se define Handa-kun, la precuela de Barakamon. Si bien su primer capítulo dejó con mal sabor de boca por un relleno inicial con el que tardó en arrancar el piloto, el segundo ha logrado atrapar con una comedia entretenida que muestra el carácter, difícil y cerrado, del protagonista. Y que, a pesar de ello, consigue llegar a los corazones de sus compañeros de clase sin que él se de cuenta.

El segundo capítulo continúa con la historia de sus dos compañeras de clase, Maiko y Jeri. En el capítulo anterior, Jeri se dio cuenta de que Maiko, a pesar de ser adorable y una supuesta gran amiga que no la critica por su aspecto, es en realidad una persona superficial que prefiere ser amiga de Jeri por destacar por encima de ella y no encontrarse en menor rango con otro grupo de amigas de mejor ver. Jeri, herida y con una idea equivocada de otra carta que le escribe el propio Handa, pretende fastidiarle la confesión de amor a Maiko. Mientras todo esto sucede, Handa no entiende realmente lo que está pasando y sólo piensa en salir por patas de allí.

handa-kun-2-01

Handa es un personaje curioso y difícil. Es una persona estrambótica que le cuesta mucho socializar con los demás, por lo que acaba huyendo de cualquier acercamiento social a sus compañeros e, inconscientemente, provocando malentendidos que pueden empeorar o mejorar la situación.

Tras finalizar la historia del primer capítulo aparecen las dos primeras víctimas fan de Handa, Junichi AizawaReo Nikaido. Aizawa se enfrenta a Handa para ser el delegado de clase al haber empatado en las votaciones, un cargo que Handa no quiere soportar en absoluto y por lo que intenta por todos los medios que Aizawa gane en un desempate tan absurdo como piedra, papel, tijeras. Por otra parte, tenemos a Reo Nikaido, un príncipe modelo del instituto que cree ser la persona más popular de éste, hasta que escucha a sus seguidoras y a otras pocas chicas y reconoce el masivo interés que existe por Handa. Loco por los celos y tratando de buscar un punto débil del personaje que le arrebata su fama, decide seguirlo después de clase.

handa-kun-2-03

Ambas historias coinciden en una sobredosis de humor puramente japonés, una comedia de instituto aceptable y agradable de ver, además de unas lecciones de vida que instaura Handa a través de sus comentarios, breves pero concisos, sin que él tenga idea de lo que esas palabras pueden llegar a significar para sus compañeros. El relleno del primer capítulo logró romper el punto positivo de la serie con la presentación de los protagonistas y su discusión sobre el anime. A pesar de ser un guiño al estudio, no dejó de ser lento y pesado. Con cinco minutos habría bastado para proporcionar el humor que querían transmitir con esa escena, pero casi medio capítulo logró dar falsas esperanzas con respecto al anime en general. Con el segundo capítulo se comprende, al fin, el rumbo al que se dirige Handa-kun.

La animación sigue cuidándose bastante y no se olvidan en absoluto de esos pequeños detalles de capítulos anteriores, como el escrito de Handa con tinta en la pizarra, la cual seguía ahí durante las votaciones del futuro delegado de clase.

handa-kun-2-04

Los que venimos de ver Barakamon comprendemos que es un anime muy diferente, con un humor quizás más exagerado en comparación. Sin embargo, Handa-kun está logrando brillar por fuerza propia y eso gusta. El protagonista sigue haciendo reír, tanto de adulto como en su etapa adolescente, y se coge interés por los compañeros que le rodean.

Conclusión: el segundo capítulo consigue arrancar, por fin, ese humor que se esperaba y prometía de Handa-kun, el cual llega un poco tarde a causa del relleno innecesario del piloto. Una comedia divertida y refrescante que seguiremos a lo largo del verano.

handa-kun-2-05