Impresiones: ‘Danganronpa 3: Zetsubou-hen’ #5, llega el alma de la fiesta

¡Junko, te queremos!
Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap5-02

Danganronpa 3 Zetsubou-hen ya trató la semana pasada a personajes de Mirai y ahora sigue más o menos por el mismo camino pero sin desviarse tanto y enfocándose más a lo que nos espera en esta serie en concreto.

El capítulo empieza con el verdadero Ryota Mitarai sufriendo abuso por parte de sus compañeros. A eso se le une la descarada negligencia de sus padres, donde el uno se desentiende de su educación y la otra sólo se preocupa por el qué pensarán. Es evidente que Mitarai no tiene a nadie a quien aferrarse y no es de extrañar que busque refugio en el el anime. ¡Y nada menos que en el de Ghibli! Su deseo es fascinante, ya que no es el primer caso de niños que, al no poder encajar en el mundo cotidiano, se refugian en historias escapistas. Pero él no quiere limitarse a eso. Quiere cambiar el mundo, como lo hizo el anime que lo inspiró a seguir adelante   —una versión de Heidi—. ¿Por qué es importante este acercamiento? Sin duda porque el Ultimate Impostor se ha apropiado de su personalidad.

Aunque algunas teorías se inclinaban a creer que el Impostor lo tenía secuestrado, la realidad es otra. Debido a que al entrar en la escuela (¿o por otro motivo?) ya no podía seguir robando identidades, cuando el Impostor se encontró a un Mitarai al borde de la extenuación, le ofreció sustituirlo. Así Mitarai podría dedicarse a dibujar cuanto quisiera. Pero, además de eso, se ocupa de cuidar bien de él, alimentándolo cuando pierde la noción del tiempo e insistiendo  en sino, no podrá cumplir su sueño. Es más, lo lleva haciendo desde que comenzó el curso. Este personaje es uno de los más misteriosos, ya que no tuvimos tiempo de conocerle en Danganronpa 2, así que es una alegría que este capítulo lo profundice un poco.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap5-05

No tiene nombre, ni familia, ni nada, no considera que tenga verdadero talento pero es capaz de cuidar a alguien que sí lo tiene. Pero su acercamiento a los Ultimate no es tan autodestructivo como el de Hinata o el de Komaeda. Es mucho más fraternal aunque él mismo se considere como un egoísta. Así, va a buscar a su compañera Mikan —bueno, más bien la secuestra y no es de extrañar que la pobre entre en pobre entre en pánico— para que cuide de Mitarai.

Es evidente que esta ha sufrido muchos abusos y, más allá de su insoportable tendencia a llamar la atención cayendo en poses vergonzosas, lo cierto es que es un personaje que da mucha lástima. Su única forma de comunicarse es mediante las disculpas o el sexo, lo cual deja claro la clase de infancia que ha tenido. Su autoestima es casi inexistente, por eso sus emociones se desbordan en cuanto alguien le dice algo relativamente agradable. Eso, por cierto, hace que el Impostor se vuelva una persona todavía más amable. ¿Ha cambiado gracias a Nanami o siempre ha sido así? Me decanto por la segunda opción, aunque no dudo que Nanami haya ayudado.

Pero unas palabras no son suficientes para salvar a Mikan. No es de extrañar que sea una fácil víctima en las manos de Junko.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap5-04

Y hablando de Junko, por fin, ¡por fin!, hace aparición nuestra adorada villana. Entra en escena a lo grande, provocando una explosión sin levantar la más mínima sospecha y con su curioso sentido de la moda hiriendo los ojos de todo el mundo. Una aparición digna de la mujer que finge ser la Ultimate Diva. Junko, por cierto, no viene sola, sino acompañada por una de sus  Despair Sisters: Mukuro Ikusaba, la Ultimate Soldado. La relación entre Junko y esta, como no podía ser de otra forma, es bastante tóxica. Junko no duda en intentar matar a Ikusaba, quien rechaza sus ataques con total tranquilidad. Lo interesante es que contempla a su ídolo con expresión embelesada y deja caer que se considera lo suficiente importante como para saber que Junko la aprecia lo suficiente para caer en la Desesperación si realmente la asesina. Es una idea que probablemente sea falsa, ya que Junko no parece sentir tal cariño por ella y uno de sus entretenmientos es insultarla. Como dato curioso, averiguamos una cosa de Junko: tiene muchos entretenimientos, pero se cansa muy, muy rápido de ellos.

Ambas se dirigen a Kibougamine porque comienza un nuevo curso, aunque algo bueno nos trae su presencia y es poder echar un vistazo a un alegre Naegi, entre otros cameos.

Entre tanto, Yukizome ha superado su estancia en el curso de reserva, se ve que la serie no se preocupa mucho de la interacción con personajes normales —aunque al menos lo hace de un modo cómico— y tan pronto como entra se va en un salto de tiempo. Tiene una escena con Sakakura donde hablan del proyecto Kamukura; no saben en qué consiste pero sí que es relevante. Y Yukizome sospecha de inmediato que Hinata haya desaparecido, en cuyo boletín oficial se señala que fue expulsado por notas… Por eso y otras cosas pide una identificación muy difícil de conseguir y así poder seguir investigando.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap5-03

Luego, el director permite a Yukizome regresar a su clase. De inmediato  pregunta por Komaeda: al parecer, no ha habido forma de contactar con él. Podría resultar extraño que se lo tomen con tanta tranquilidad, ya que han estado dispuestos a ocultar su crimen indirecto con tal de conservar su talento, pero se da a entender que el director al menos está intentando que le levanten la suspensión. ¿Qué estará haciendo? ¿Habrá entrado ya en contacto con Junko…?

Yukizome recibe un gran recibimiento por parte de sus alumnos —¡incluso de Kuzuryu!— planeado por Nanami, quien parece haber aprovechado muy bien el medio año de ausencia de la profesora para unir a toda la clase y volverlos amigos. Los personajes han cambiado, en principio para mejor. La mayor sorpresa, con todo, es el… importante crecimiento que ha experimento Saionji. Casi parece que hayan transcurrido años.

Pero al final la vida actual de los personajes no importa. La serie se asegura de cerrar recordándonos a dónde se dirige. Hinata aparece en una cama de hospital, rememorando las palabras de Sakakura y pensando en Nanami. Luego da comienzo el experimento. Hinata quiere destacar, quiere ser un «protagonista» del que la gente pueda sentirse orgullosa. Y, aunque no sea como él espera, va a conseguir el protagonismo que tanto ansía. Mi única pregunta es por qué han tardado tanto en ponerse a trabajar con el pobre, o si acaso será un flashback…

En definitiva, por fin estamos entrando de verdad en lo que estábamos esperando desde que comenzó la serie. Se nos ha acercado a personajes de ambos juegos de una forma amable e interesante —o simplemente inquietante, como con Junko y Ikusaba— y se han asentado todas las piezas para que comience a desmoronarse la ficción que intenta construir la academia Kibougamine. Un gran capítulo, sin lugar a dudas.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap5-01