Impresiones: ‘Danganronpa 3: Zetsubou-hen’ #7, el estallido de la Discordia

Sangre rosa, fanservice y Junko luciéndose. ¡Por fin entramos en materia!
Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap7-02

Si en el anterior capítulo de Danganronpa 3 Zetsubou-hen comentaba que echaba en falta algo más intenso, en este reconozco que empiezo a estar bastante más satisfecha. Todavía no se ha llegado a ninguna clase de clímax, pero la serie por fin empieza a mostrar sus verdaderos colores. Aunque sean en rosa.

Durante este episodio se van diseminando una serie de semillas que puede que germinen de forma bastante cruel más adelante. Junko convence a Mitarai para que le deje ver su anime y hasta ella se ve tocada por su efecto. Es sumamente interesante que se entre a describir el talento de este chico, porque se comenta por encima lo difícil que es crear un anime. No es solo cuestión de un dibujo agradable, sino de colores, de mensajes, de técnicas y juegos de cámara. Mitarai es un maestro y consigue emocionar incluso a la misma Junko —o quizás la joven lo ha exagerado para poder utilizar en el futuro este anime, ya que ha estudiado con demasiado interés el mismo— y eso no puede ser bueno. Así, Junko lo aísla de sus amistades, con la excepción de Mikan, que va a buscarlo, acaba capturada y llevada al sitio donde está trabajando. Luego el Impostor recibirá una nota en la que le asegura que está bien, pero cabe preguntarse si ha decidido quedarse por propia voluntad.

Sin embargo, esto no es más que foreshadowing  y no tiene tanto peso de momento. El capítulo se centra en Izuru. En Danganronpa 2 la Junko IA nos cuenta que fue él fue responsable de asesinar a trece de los mejores alumnos de la academia Kibougamine, pero ahora averiguamos que esto es falso… Aunque se podría decir que Izuru colaboró en provocar sus muertes ya que no movió ni un dedo para ayudarles. Y podría haberlo hecho. Pero eso habría sido aburrido, probablemente. De modo que en este caso la inacción implica estar del lado que promueve la violencia. En el fondo, Junko no iba tan desencaminada.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap7-01

El tema del aburrimiento es fascinante porque nunca sabemos lo que pasa por la cabeza de Izuru y me sorprende decir que es más fácil comprender a Junko. La serie está haciendo un buen trabajo por acercarnos a ella, cosa que los juegos nunca hicieron de una forma muy espectacular, mostrando lo justo y necesario sin ir mucho más allá. Es suficiente, con todo, para que empecemos a intuir qué hay detrás de esa locura y sed de sangre. A veces intuir es mejor que saber, hace al personaje más consistente, y lo cierto es que Junko sería muy difícil de llevar con una absoluta lógica. Es un personaje absurdo, al fin y al cabo. Quizás nunca averigüemos datos concretos de su pasado y eso estaría, la verdad, bien si permite que siga manteniendo su carisma.

En cualquier caso, aquí el importante es Izuru. Izuru tentado una vez más por Junko, que lanza la manzana de la discordia entre el comité de los estudiantes en un claro homenaje a Battle Royale. Quizás la escena es exageradamente veloz, algo que choca viendo el esfuerzo que se ha hecho por diferenciar a todos los personajes, y no permite que se respire del todo la locura y la Desesperación. Sin embargo, es un buen trabajo que nos permite ver cómo funciona Junko, lo metódica que es. Y desde luego el uso de la canción de Tsubasa wo kudasai, añade un delicioso punto de ironía y crueldad a toda la escena.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap7-05

Izuru, con todo, no parece muy interesado por toda esta matanza. No hasta que tiene que defenderse. Uno podría objetar que podría haber desarmado al chico sin problemas, pero Izuru no siente respeto por las vidas de los demás ni tiene por qué esforzarse por no hacerles daño. Es parte de su crueldad e indiferencia. Lo importante llega cuando, de forma completamente inesperada —que sea imposible disparar cuando una motosierra te ha separado la cabeza del tronco del cuerpo es necesario para pillar a Izuru desprevenido—, su víctima le dispara… Y acierta. Como bien señala Junko, la Desesperación no se puede prever. Es algo con lo que siempre te vas a sorprender o que, al menos, concede más emociones que el orden y la precisión.

Junko, que juega a ser diosa de la discordia en esta historia, se asegura de que la Academia no pueda ocultar los hechos y rápidamente consigue que las clases de reserva entren en erupción. Lo consigue no alegando a su moralidad —o al hecho de que se hagan experimentos humanos— sino porque están usando mal su dinero. Es lo único que ellos tienen y que les hace superiores a la gente con talento, así que es un gran golpe. No importa tanto si se pueden creer o no que la Academia promueva experimentos humanos, sino que su dinero se emplee para crear a gente como Izuru o, simplemente, que su dinero se use mal. A Izuru sin duda no le va a importar que lo acusen de asesinato, así que queda por ver cómo se desarrollará todo este conflicto. Sobre todo cuando vemos a la clase protagonista muerta de miedo. ¿Cómo se acercará Junko a ellos? Todavía tendremos que esperar para verlo.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap7-03

En cuanto a otros aspectos de la historia, lo cierto es que aunque algunas y algunos no se quejarán de saber que Komaeda —con una dosis de fanservice masculino bastante inesperada— sigue vivo, su ausencia parece muy gratuita. ¿Contribuirá con algo a la historia? También me sorprende que insistan tanto en el triángulo amoroso que hay entre Munakata, Sakakura y Yukizome, insistiendo una y otra vez en temas que ya nos han recalcado en capítulos anteriores y que ahora se vuelven muy innecesarios…

Al final, sin embargo, ha sido un buen capítulo. Uno que se acerca más a lo que se espera de Danganronpa. Ha habido drama, ha habido dolor y sufrimiento, y se nos están revelando por fin los eventos que condujeron al desastre que hizo estallar toda la historia de Danganronpa. ¿Qué nos aguardará a partir de ahora? Sin duda podemos esperar un encuentro entre Izuru y Chiaki, que está muy preocupada por Hinata. Queda  por ver qué sucederá con la clase, qué hará el director de la Academia y cómo se controlará al curso de reserva. También qué es lo que hará Izuru ahora que su existencia se ha descubierto —y que los guardias de seguridad que lo encierran comienzan a agotarse. ¿Cómo es que no se ha hecho nada con tantas muertes?— y está acusado del asesinato de trece personas. ¿Estallará al final todo en el siguiente episodio?

Sólo podemos esperar y bailar al son de la partitura de Junko, que podría ser tanto maravillosa como una decepción.

Danganronpa 3: Zetsubou-hen-cap7-04