Análisis ‘God Eater Resurrection’

La caza de las bestias ha comenzado
god-eater-resurrection-analisis-deculture

El éxito de Monster Hunter no ha pasado desapercibido para nadie. Pese a tratarse de una saga dedicada a un tipo de jugadores muy concreto, el éxito de la franquicia de CAPCOM es tal que ha conmocionado en la industria. Se han llevado diferentes intentos de replicar su éxito, con mayor o menor éxito: es aquí donde entra God Eater Resurrection.

Este título ha llegado a Europa junto a su secuela, God Eater 2 Rage Burst, y en unas excelentes condiciones. El juego original salió al mercado nipón allá en 2010 para PSP, y su éxito en su país de origen se dejó notar: contó con una versión expandida, una OVA, cartas coleccionables e incluso un anime producido por Ufotable.

Desgraciadamente, los europeos tuvimos dificultades para disfrutar del juego. Su versión extendida llegó hasta el Viejo Continente, pero el hecho de que llegara sólo en inglés contribuyó a que el título pasara por debajo del radar de muchos jugadores. Por eso llega en esta ocasión de una forma excelente: el juego viene de regalo junto con el mencionado God Eater 2 Rage Burst, disponible para PlayStation 4 y PS Vita. Lo hace con una excelente traducción al castellano, y con la mejor de todas sus versiones: God Eater Resurrection, una actualización a la actual generación y mayor extensión que nunca.

god-eater-resurrection-analisis-deculture-05

A LA CAZA DE LOS DIOSES


El modo de juego es muy semejante en su base al mencionado Monster Hunter. Nuestro objetivo es la eliminación de peligrosas criaturas divinas conocidas como aragamis, monstruos capaces de devorar todo lo que ven y adaptables al entorno sin problema alguno. El diseño de estas bestias es admirable, puesto que no se limitan sólo a formas orgánicas: encontraremos desde algunas bestias con todo su cuerpo expuesto, y otras con cañones y defensas muy similares a un tanque.

Cada enemigo tiene distintas debilidades, puntos débiles y modos de actuar que obligan a los jugadores a tomar diferentes formas de abordar los enfrentamientos. Esto no significa que el juego cuente con un gran componente estratégico: los combates van encaminados a las armas que usaremos y nuestro planteamiento mental, no a cómo usaremos el escenario en nuestro favor. Es un título mucho más dirigido hacia la acción que otros títulos del género, pero no por ello menos exigente.

Esto funciona como una espada de doble filo. Por un lado hace que las misiones sean mucho más ligeras y rápidas, animando a partidas cortas y de gran intensidad, especialmente cuando nos enfrentamos a criaturas por primera vez. Por otro lado, hace que la sensación de repetitividad no tarde en llegar, perjudicando al postgame presentado en God Eater Resurrection.

Pero este último punto no debe alarmar a los recién llegados. Para avanzar en el juego no es necesario hacer uso del farmeo: podremos avanzar la historia con una dificultad ajustada sin necesidad de repetir ninguna de las misiones hechas, ni tampoco por qué completar todas aquellas que nos manden. Esto ayuda a hacer ligero el viaje a la vez que no entretiene a los jugadores llegados por la historia y los personajes. Y para quienes deseen un tipo de juego más largo, tampoco hay lugar para preocuparse: las misiones se amplían mucho más allá después de terminar el arco argumental principal, hasta darnos cientos de horas de caza.

god-eater-resurrection-analisis-deculture-03

UN MUNDO PEQUEÑO


Un detalle que no podemos olvidar antes de abordar God Eater Resurrection es que se trata la remasterización de un juego originario de PSP. Gráficamente la mejora es titánica: vemos un mundo en ruinas precioso, modelados muy detallados de personajes y una iluminación admirable. Todo esto, además, funciona a FPS estables de forma constante. En términos de remasterización es todo un lujo: pero ello no hace que abandone su naturaleza, y eso le hace pasar factura.

No se trata de un juego que haya envejecido mal; todo lo contrario, sorprende lo bien que puede competir con otros títulos semejantes más contemporáneos. Pero el hecho de que haya pasado el tiempo y proceda de una portátil de una generación anterior hace que el juego se note más pequeño de lo que debería. Los escenarios en los que combatimos se antojan diminutos casi siempre, y el número de estos es muy reducido. Además, se sienten algo vacíos y carentes de contenido más allá de recoger unos pocos materiales siempre ubicados en los mismos puntos. La interacción con el entorno es por tanto nula.

Sucede lo mismo con la base principal a la que regresamos tras cada misión. Es un espacio muy reducido, con apenas espacio por donde movernos con libertad. Quizás no sea necesario un mayor tamaño para concentrarse en el juego principal, pero se echa de menos un cuartel más grande que explorar, especialmente para poder relacionarnos con los NPCs del juego. No hay espacio para el descubrimiento en el juego, lo cual hace que se sienta como un título realmente pequeño frente a otros juegos actuales.

Pero dentro de sus limitaciones God Eater Resurrection continúa luchando fuerte en muchos aspectos técnicos. Las expresividades y movimientos de los personajes han sido muy mejorados, y la personalización de nuestro avatar llega hasta niveles muy altos en su momento que quedan como decentes a día hoy. Si lo juzgamos como lo que es, podemos quedar muy impresionados ante este título, especialmente para aquellos que probaran el original en su día.

god-eater-resurrection-analisis-deculture-02

UNA HISTORIA SOBRE EL SIGNIFICADO DE ‘EQUIPO’


Quizás uno de los aspectos de God Eater Resurrection que más ha sorprendido a este analista es su hilo narrativo. Su historia parece sencilla: nuestro protagonista es uno de los nuevos reclutas de la organización Fenrir, la cual dedica sus esfuerzos en proteger el mundo e investigar a los aragamis que lo han arrastrado hasta casi el final de la civilización. Así se convierte en un devoradioses, los encargados de cazar a los aragamis para la investigación de sus células.

El argumento comienza suave, casi genérico para hacer creer al jugador que se trata de una aventura sin complicaciones. Cuando logra que se acomode y que crea que no habrá mucho argumento es cuando el juego da un golpe en la mesa: los personajes se ven obligados a evolucionar, descubrimos que esa historia tan sencilla que se prometía tiene varias capas y que se maneja mucha más información de la que se le cuenta al protagonista.

Los compañeros se presentan como un saco de clichés del mundo del anime, y en gran parte continúan siéndolo durante la aventura. Pero su maduración a partir de los eventos que suceden hace que el jugador les vea con distintos ojos y coja especial cariño por el grupo principal de protagonistas. Es una pena que el resto de secundarios queden más al margen: la relación con ellos se puede ampliar mediante pequeños eventos tras algunos combates, pero este sistema se queda anticuado y es de poco atractivo para lo que se muestra a cambio del esfuerzo.

Uno no puede dejar este apartado sin pasar por alto el diseño de los personajes. Mientras que el de los aragami es espectacular a grandes niveles, el diseño de los personajes deja algo más que desear. Los chicos son bastante genéricos en su aspecto, y la ropa de algunas féminas llega a resultar estúpido en su mayoría de ocasiones. Carece de todo sentido que apenas vistan ropa, y además no lleven ninguna clase de ropa interior. Se podría dejar correr en caso de que los trajes fueran bonitos a cambio, pero en su mayoría no llegan a calar en ninguno de los dos géneros.

god-eater-resurrection-analisis-deculture-06

ACCESIBILIDAD TOTAL


Quizás una de las bazas más importantes del juego es que resulta fácil engancharse al título. El género de caza de bestias es bastante cerrado a un público grande en bastantes ocasiones, pero el hecho de que God Eater Resurrection centre su atención en la acción y la historia hace que sea sencillo entrar en su juego. Los nuevos conceptos y opciones se van introduciendo a medida que avanzamos, no sobresaturándonos en sus mecánicas.

Desgraciadamente el juego tiene una primera piedra importante que sortear: los tutoriales. Tras un par de misiones para hacernos con el control la mayoría de conceptos del juego, tanto del universo como jugables, se nos introduce a través de cientos de tutoriales de texto que pueden echar atrás. Toda esta información debería haberse entregado con mayor tranquilidad en vez de arrojarla directa al jugador, y aunque después no vuelve a suceder puede resultar una barrera importante para los recién llegados.

Pero la sensación de estar perdido se puede evadir de una manera muy sencilla: el multijugador. Si nos unimos a otro grupo de devoradioses aprenderemos rápidamente cómo manejarnos gracias a nuestros compañeros, y el avance a través de las misiones también pasará a ser más rápido y efectivo. Es un título que, aunque se pueda jugar perfectamente en un jugador gracias a una IA que está a la altura, se disfruta más con amigos.

god-eater-resurrection-analisis-deculture-01

CONCLUSIONES


God Eater Resurrection es un título muy potente, pero que el hecho de tratarse de un juego de PSP le pasa factura en muchos aspectos. El número de extras y la mejora gráfica hace que los jugadores que visitaron el original puedan estar muy tentados de volver a darle un repaso, y también atrae con facilidad a un gran número de nuevos jugadores a la saga, pero la sombra de su naturaleza lacra el título en muchos aspectos, además de tratarse de un género que, al llegar a tratar su profundidad, terminará por desvincular a muchos de los recién llegados dada su monotonía a largo plazo.

Pese a todo, su intenso hilo argumental y su multijugador son razones más que suficientes para que sea imposible negarle una oportunidad. El público hacia el que está dirigido se sentirá más que complacido con sus extras, y la posibilidad de avanzar directamente en la historia ayuda a quienes no desean entrenar hasta perder la consciencia. Merece la pena tomar las armas y salir a la caza de dioses.

7
'God Eater Resurrection'
Lo mejor
  • Notable remasterización del original
  • Diseño de enemigos apasionante
  • Historia directa y de gran interés
  • Ideal para el multijugador
Lo peor
  • Pocos escenarios y de reducido tamaño
  • Relaciones con los NPCs sosas y desperdiciadas
  • Tutoriales en texto mal implementados
  • Repetitividad tras horas de juego



  • Profesor Agumon

    Ambos juegos tambien estan disponibles en PC, no solo en PS4 y Vita

  • Tpower

    El que ha analizado el juego supongo que lo habrá hecho con una copia de PC con sus 60fps. God Eater Resurrection va a 30fps en PS4/Via pese a prometer hace casi dos años que iba a ser a 60 al menos en la versión de ps4.
    Realmente el juego podía haber ido a mas de 30, pero la versión de ps4 ha sido sacrificada según comentan por la vita. El juego en descarga digital el mismo codigo vale para Ps4/Vita. Dicho de otra manera se puede jugar en cualquiera de las dos plataformas comprandolo 1 vez con ese código.

    Deberíais corregir el articulo pq está MAL. Esta parte “funciona a 60 FPS estables de forma constante” añadiendo la plataforma, en fin . Un Saludo !

    • Narrador

      Corregido. Ha sido un total patinazo por mi parte, y uno bien malo. Gracias por el aviso y siento el error.

      • Tpower

        Dnd, rectificar es de sabios xD. La verdad es que la versión de ps4/vita van muy fijos a 30fps sin bajadas como una roca, pero el de PC hay videos con muchos enemigos en pantalla y se ven bajadas a 45/59fps , está mal optimizado la verdad. Pero salvo casos puntuales va a sus 60 fps. Un Saludo !

        • Narrador

          La verdad es que carece de sentido por parte de Bandai Namco. ¿Por qué fijar los FPS a 30 en PS4? La consola tiene la potencia para ir a más, como has dicho; podría ir como en PC y creo que no daría mayores problemas. O igual esas cosas las guardan para la Pro, quién sabe xD
          ¡Gracias por la respuesta! Aquí estamos para corregirnos, especialmente los novatillos como yo. ¡Un saludo!

          • Tpower

            Hola de nuevo, es tal y como dices. Potencia hay de sobra, pero el juego repito es el mismo en vita que ps4 . El mismo código tienes los juegos tal cual. No habrá mejora ni con una ps4pro… la normal tiene potencia sobrada para esto. Como dije antes sacrificaron la versión de ps4 por la vita…

            Supongo que para ti no tiene sentido ni para mi tampoco, pero ellos han pensado que asi harían más publico imagino. Comprando el mismo juego lo tienes en dos plataformas.
            Leí que había una petición para arreglar de forma de actualización la versión de ps4, pero dudo mucho que arreglen nada. Las compañias nunca escuchan a sus clientes, en fin. Un Saludo !