Impresiones: ‘D. Gray-man: HALLOW’ #9, el final de un arco atropellado

Ay, la canción de Lala me ha ganado el corazoncito
D.Gray-man: HALLOW-cap9-01

D.Gray-man: HALLOW nos dejó en su último capítulo con el despertar del Catorce y ahora se acerca a su final y en este episodio cierra la triste historia de Yu Kanda y Alma Karma.

Si algo se sabía es que la historia no podía acabar bien y, la verdad, aunque la adaptación ha respetado en general bien los puntos del manga —haciendo añadidos que han roto un poco el ritmo y que habrían quedado mejor en otro momento, quizás—, el ritmo sigue siendo desastroso. El arco en sí ha sido atropellado en este sentido, así que no me ha pillado por sorpresa, pero eso no impide que los hechos sean los hechos. Nunca he soportado las eternas escenas a lo Dragon Ball o Oliver y Benji y aunque comprendo que de alguna forma hay que meter los diálogos de los personajes, cuando estamos hablando de momentos tan tensos y dramáticos, hay que saber jugar un poco mejor con la animación. Y HALLOW, desgraciadamente, no sabe hacerlo.

El salto que da Allen, para luego soltar a Kanda —que está situado en posiciones distintas según la cámara—, tener una conversación con él y luego que este caiga en brazos de Kanda es malo, largo y, por lo menos a mí, me desconcentra. También la inclusión del fantasma cuando Alma se arrastra por el suelo es absurdo; el sentimiento lo tiene que imponer el dibujo y el doblador, no necesitaríamos tener que verla a ella para saber que está sufriendo.  El manga lo hace a la perfección al enfocarnos su rostro desencajado en un primer plano.  En cambio, sí está bien plasmado cuando Kanda abraza a Alma y le promete que estarán juntos.

D.Gray-man: HALLOW-cap9-03

En sí, mi queja se extienden en este sentido a todo el capítulo: un ritmo muy torpe, que se encajona y no sabe si quiere ir rápido o no. El comienzo, donde el Catorce debería estar carcajeándose, queda dolorosamente incómodo en medio de un largo silencio incómodo; lo mismo podría decirse cuando Alma está a punto de morir y se extiende en una columna de materia negra. Pero, eso sí, cuando la animación se detiene a centrarse en una escena, tiende a hacerlo bien. Algunos flashbacks añadidos han estado acertadamente incluidos y han añadido un punto doloroso a todo, como ver la muerte de Edgar, y en general mezclar voces también ha dado un buen resultado. Y, por supuesto, el uso de la Canción de Lala en los momentos finales de Alma habrá arrancado más de un suspirito de añoranza y dolor.

Sin duda, el momento más importante no es tanto que Kanda decida marcharse con Alma —al fin y al cabo, lo extraño era que quisieran matarse el uno al otro—, sino que Alma ha sido tan consumido por la rabia y el rencor que su conversión en Akuma es una metáfora literal de lo que ha sucedido con su espíritu. No es que fuera una mala persona, pero precisamente por eso es capaz de reconocer que lo que ha hecho es horrible, terrible y no tiene excusa a pesar de que se pueda comprender sin problemas por qué lo hizo. Su insistencia en matar a Kanda es una mezcla de celos —debe ser muy extraño recordar dos vidas diferentes—, deseo de proteger a Kanda de la verdad y una tormenta de sentimientos negativos y positivos. Al final lo que importa es que estuvo a punto de matar a Kanda, a pesar de que luego deja muy claro que habría podido asimilar la verdad sin problemas. Alma se impuso a Kanda, más allá de obedecer de buena gana las órdenes del Conde. Sabe que merece un castigo. La prueba es que Kanda respeta —también por amor— su decisión de dejar que la materia negra consuma su alma en vez de ser salvado por la Inocencia. La escena final de la despedida de ambos es francamente triste y bien conseguida, veloz y sin ninguna esperanza de resurgimiento. Al final, como predecían las flores de loto, lo más bello se hunde en el barro.

D.Gray-man: HALLOW-cap9-04

A la vez que la resolución final de Alma, tenemos la historia de Allen. Se nos da un dato interesante: Neah dice que el Conde es una marioneta, al igual que Allen. A qué se refiere es difícil explicarlo sin más contexto. En cualquier caso, sabemos también que hay una gran ironía en esta historia. A pesar de que Neah y Mana eran hermanos, sus influencias se están neutralizando mutuamente pues Allen sigue viviendo gracias a la maldición de Mana, que impide el resurgimiento de su hermano. Entre tanto, los Noé contemplan con demasiada tranquilidad lo que está sucediendo sin intervenir y se deja ver que quieren que suceda algo a largo plazo. De lo contrario ¿por qué no iban a atacar a los Exorcistas? Es normal que en medio de ese caos los protagonistas ni se planteen por qué, más allá de por pura crueldad, los Noé apenas sí mueven un dedo. Pero, como espectadores hay que plantearse qué es lo que están haciendo… En teoría, venían a llevarse a Allen y están forzándolo a quedar como un enemigo frente a la Orden. En el caso de Levellier y de Link —que confirma que Allen ha cambiado por completo y también es testigo de algo interesante: Cross Marian dejó a Timcanpy con algunos hechizos relacionados con el despertar del Catorce…—, lo han conseguido y el Cuervo acaba de inmovilizar a la única persona que podía salvar a su compañero, ya que los demás excepto los hermanos han muerto a manos de los Exorcistas.

La situación no podría pintar peor para Allen. Por otra parte, me sorprende que todavía queden tres capítulos de serie y no dejo de preguntarme en qué punto piensan cortar la historia…

D.Gray-man: HALLOW-cap9-02

D.Gray-man


d grey man ficha

D.Gray-man, la principal obra de Katsura Hoshino, comenzó a publicarse en mayo de 2004 y sigue las aventuras de Allen Walker en un s. XIX alternativo.

El manga se publica desde 2004, entre frecuentes parones, en diferentes revistas. Comenzó en la edición semanal de la revista Shonen Jump, luego cambió a la Jump Square y, finalmente, pasó al magacín Jump Square Crown. Ha tenido dos adaptaciones al anime, la primera con Madman Entertainment (2006-2008) y una segunda, D.Gray-man: HALLOW, estrenada en la temporada de verano de 2016, que continúa el argumento de la primera con el estudio TMS Entertainment. También ha contado con adaptaciones a novela de mano de Kaya Kazaki, titulada D.Gray-man: Reverse.

En España, el manga se publicó primero con GlénatEDT, pero tras la desaparición de la editorial ahora es Ivrea quien la publica.

Allen es un joven exorcista con una mano maldita y una cicatriz en la frente que perdió a su figura paterna (Mana) cuando era un niño tras convertirlo en Akuma. Desde entonces, se dedica a cazar a los mismos. Estos son las armas artificiales, fruto del dolor de la humanidad por la pérdida de los seres queridos, que utilizan el Conde Milenario y la familia de los Noé en sus intentos por destruir a la humanidad. Sólo pueden hacerles frente los exorcistas, una organización bajo el control del Vaticano, gracias a la ayuda de la Inocencia, un cristal divino que los otorga poderes sobrenaturales. Tanto los exorcistas como los Noé se suman a una carrera contrarreloj para encontrar el Corazón, el núcleo de las Inocencias cuya destrucción podría suponer la desaparición de todas las demás.