Impresiones: ‘D.Gray-man: HALLOW’ #10, la llegada del Apócrifo

Nos quedamos a las puertas lo más interesante
D. Gray-man: HALLOW-cap10-03

D.Gray-man: HALLOW terminó con el arco de Alma en el episodio anterior —y no puedo evitar sentir que se lo trató con poco amor— y ahora volvemos a la trama original con Noés, problemas dentro de la Orden, una bonita dinámica entre Allen y Link y uno de los personajes más inquietantes de la serie.

Si HALLOW tiene un problema es que no sabe hacer momentos dramáticos, como ya he comentado anteriormente. Sólo si se basa en escenas estáticas que imitan a la perfección las del manga entramos en algo realmente emocional. Por desgracia, el secuestro de Kiredori, Tokusa y Madarao no lo es. Al menos no para mí, y eso que me he releído varias veces la escena y en el manga siempre me hace rechinar los dientes. En cualquier caso, en términos de guión, es frustrante pero la salida lógica. Como bien dice el Conde, él solo sigue las reglas del juego y si has creado a luchadores con Materia Oscura/Negra, lo raro sería que quedaran bajo tu mando durante mucho tiempo. Lo más importante, sin embargo, no es que se lleven a los Terceros sino que dejando escapar a Kanda —quien nos dan a entender que está muerto porque la Mugen se ha oxidado— y negándose a obedecer las órdenes de Levellier, Allen se ha condenado de cara a la Orden. Tanto Link como el resto de los presentes han contemplado el Despertar del Catorce y la actitud extrañamente amigable del Conde sin duda ha levantado toda clase de sospechas.

D. Gray-man: HALLOW-cap10-01

En cualquier caso, el plan del Conde se está cumpliendo y ya ha conseguido aislar a Allen de la Orden, donde los Cardenales sugieren torturarlo ya que se niega a transmitir la localización de Kanda y Alma. Tiene a los Exorcistas —excepto Chao Ji, infectado por un virus de un Noé, y los Bookman— de su lado y también a parte del departamento científico, sin olvidar al maravilloso Jerry, eso es cierto. Pero el resto habla de ejecución o no comparte ningún cariño por el Exorcista.

Por suerte, Allen ha conseguido romper la coraza de hielo que envolvía el corazón de Link, hasta el punto de que le consigue comida sin ninguna clase de suero —y tuvo que costarle soportar un insulto como el que escribe Jerry contra Levellier— y es capaz de contarle algo sobre su infancia, igual que hace unos capítulos Allen pudo hablarle de su niñez con Mana.

Allen está lejos de ser una persona perfecta y tiene muchos prejuicios por cómo ha vivido. Su actitud con los Terceros, que no está tan bien retratada en HALLOW porque se recortaron algunas pequeñas escenas con ellos, es la prueba de que su amabilidad no alcanza a todos. Sí le ocurrió con Tyki porque lo conocía de antes, le había visto comportarse como una persona normal. Pero desde entonces ha llovido mucho, ha visto demasiadas muertes por causa de los Noé y ya no está tan dispuesto a perdonar. Y se arrepiente profundamente de sus elecciones. Esa decisión de intentar comprender antes de juzgar le lleva a pensar en el Catorce y es su peor elección porque, claro, Neah aprovecha para intentar poseerlo. Es hasta cierto punto bonito ver cómo Link se preocupa por él —sin ponerse en guardia, sólo puede desesperarse porque no sabe qué debe hacer— y uno no puede evitar preguntarse si es que no está empezando a ver a Allen como un compañero que va a perder.

D. Gray-man: HALLOW-cap10-04

En cualquier caso, es en ese momento cuando por fin, por fin, tenemos la seguridad de que el Corazón existe. Un cardenal sospechoso, del que averiguaremos más en el siguiente capítulo, y con una capacidad impresionante de combate si ha logrado derrotar a dos Cuervos sin hacer un ruido, viene a hacerse cargo de la situación. Otra cosa es que vaya a ser buena para Allen porque doler, parece que duele bastante.

En una trama paralela tenemos a los Noé. Road es la única que conoce el pasado del Conde, ya que ella no murió durante el ataque del Catorce, y parece que sabe incluso más porque es capaz de comprender por qué el primero quiere estar con el segundo. Al resto de los Noé no les sucede lo mismo; quieren saber por qué el Conde quiere proteger y atraer al Catorce, cuando es su enemigo y sus memorias los impulsan a acabar con él. Para ello han secuestrado a Bookman y a Lavi, a quien han infectado para asegurarse de que su maestro colabore.

Y aquí llega uno de los datos más interesantes. Los Noé saben mucho de Bookman porque este colaboró con ellos en el pasado. Pero, además, tuvo un aprendiz que perdió. Y no puede permitirse que le suceda lo mismo con Lavi, no a su edad. Así que sólo queda preguntarse hasta qué punto decidirá contarles a los Noé sobre el Catorce…

D. Gray-man: HALLOW-cap10-05

D.Gray-man


d grey man ficha

D.Gray-man, la principal obra de Katsura Hoshino, comenzó a publicarse en mayo de 2004 y sigue las aventuras de Allen Walker en un s. XIX alternativo.

El manga se publica desde 2004, entre frecuentes parones, en diferentes revistas. Comenzó en la edición semanal de la revista Shonen Jump, luego cambió a la Jump Square y, finalmente, pasó al magacín Jump Square Crown. Ha tenido dos adaptaciones al anime, la primera con Madman Entertainment (2006-2008) y una segunda, D.Gray-man: HALLOW, estrenada en la temporada de verano de 2016, que continúa el argumento de la primera con el estudio TMS Entertainment. También ha contado con adaptaciones a novela de mano de Kaya Kazaki, titulada D.Gray-man: Reverse.

En España, el manga se publicó primero con GlénatEDT, pero tras la desaparición de la editorial ahora es Ivrea quien la publica.

Allen es un joven exorcista con una mano maldita y una cicatriz en la frente que perdió a su figura paterna (Mana) cuando era un niño tras convertirlo en Akuma. Desde entonces, se dedica a cazar a los mismos. Estos son las armas artificiales, fruto del dolor de la humanidad por la pérdida de los seres queridos, que utilizan el Conde Milenario y la familia de los Noé en sus intentos por destruir a la humanidad. Sólo pueden hacerles frente los exorcistas, una organización bajo el control del Vaticano, gracias a la ayuda de la Inocencia, un cristal divino que los otorga poderes sobrenaturales. Tanto los exorcistas como los Noé se suman a una carrera contrarreloj para encontrar el Corazón, el núcleo de las Inocencias cuya destrucción podría suponer la desaparición de todas las demás.