Impresiones: ‘D.Gray-man: HALLOW’ #11, un Apócrifo poco imponente

¿Soy yo o de una escena para otra a Tyki se le ensanchan los músculos?
D.Gray-man: HALLOW-cap11-03

En el último episodio conocíamos al misterioso Apócrifo que va detrás de Allen y que pretende detener la aparición del Catorce. Ahora D.Gray-man: HALLOW nos dará más datos y además llevará el drama a su punto crucial.

Por suerte para Allen, Tyki y Road logran infiltrarse, con la ayuda de los Exorcistas Terceros, que ahora trabajan bajo la voluntad de los Noé, en la celda del muchacho y evitar que el Apócrifo lo absorba. Así descubrimos que los Noé llevan buscándolo desde hace 7.000 años —prácticamente desde los Tres Días de Oscuridad— porque es la prueba de la existencia del Corazón. No sólo eso, sino que el Apócrifo es una Inocencia autónoma y con voluntad propia… y que fue quien atacó (¿mató?) a Cross. Es imposible que un Exorcista pueda oponerse a él debido que las Inocencias le obedecen, incluso la de Allen.

Así que podríamos decir que estamos ante un nuevo enemigo mucho más inquietante que los Noé. Está en el bando de la Inocencia, pero no parece tener muchos escrúpulos en cuanto a lo que se refiere al Bien Mayor y es preocupante pensar qué piensa hacer con Link. No conocemos sus objetivos ni tampoco cuáles son sus límites. Es más, ni siquiera es humano. Sin duda, un personaje muy interesante. Sin Tyki, Allen habría acabado sin memoria de ciertos hechos y probablemente fusionado con el Apócrifo. También Road nos sorprende a todos volviéndose todavía más amable que antes, acunando a Allen cuando está recuperándose de la impresión y luego interponiéndose entre él y el Apócrifo, por lo que resulta muy malherida. La intención del Apócrifo, con todo, podría considerarse como «buena» ya que quiere preservar la personalidad de Allen para que el Catorce no tome el control de su cuerpo. Pero Allen no puede pasar por alto que, al intentar fusionarse con él, viera que había asesinado a su maestro.

D.Gray-man: HALLOW-cap11-01

Cabe preguntarse hasta qué punto puede controlar el Apócrifo las Inocencias, ya que incluso a bastante distancia Allen escucha su voz. No es de extrañar que tenga que obedecer a los Noé y alejarse. Con todo, ¿es buena idea fiarse de ellos? El final del capítulo deja claro que Allen ya no puede regresar a la Orden: se entiende que se ha fugado con los Noé y que es un enemigo, para desesperación de Lenalee y el resto de sus compañeros, que en un par de escenas extra luchaban por intentar ganar acceso para visitarlo. Pero los Noé tienen intenciones bastante peligrosas contra el Catorce, por mucho que el Conde haya enviado a dos para protegerlo del Apócrifo, y es difícil creer que Allen estaría a salvo junto a ellos. Si no es porque la mayoría querrían matarlo, al menos sí porque el Conde no quiere a Allen, sino al Catorce. De una forma u otra Allen no tiene verdaderos amigos con poder en ningún sitio.

A niveles el capítulo, aunque está lleno de información y nuevos datos, además de que da un interesante desenlace a la peliaguda situación de Allen, es lento y pesado. El Apócrifo me ha causado bastante mala impresión; no parece, al contrario que en el manga —sí, me gusta el manga y, bueno, esto es una adaptación. Siempre se van a hacer comparaciones— que sea peligroso. No se sienten sus golpes, la extensión de las escenas de Tyki derribándolo una y otra vez son penosas, no solo en animación, sino en presentarnos al Apócrifo. En la versión original Tyki tomaba la delantera porque sabía que su enemigo era peligroso y le daba unos golpes realmente potentes. Pero el Apócrifo rápidamente lo arrinconaba y vencía en su propio juego. Era una pelea corta y veloz, muy brutal. Aquí… Bueno. Cámara lenta, mala animación y puñetazos estúpidos.

D.Gray-man: HALLOW-cap11-04

Sorprendentemente para una temporada tan corta, siento que se está estirando la acción en un desesperado intento por llegar a 13 episodios, cuando perfectamente podría terminar en el siguiente. Comprendo que HALLOW necesita meter más escenas porque no es una historia tan lineal como el manga, pero el trabajo es dolorosamente superficial y sin personalidad y desde luego no tiene por qué alargar la historia metiendo peleas que rompen el ritmo narrativo.

No es que sea una mala historia, eso es algo muy difícil y que dejamos en manos de los guionistas de la serie de Berserk (2016), sino que apenas sí se nota el esfuerzo más allá de las escenas estáticas. Cada vez que veo un capítulo me deja un sabor agridulce porque no sabe captar la tensión o la acción, alargándolo todo innecesariamente —de verdad que no sabía si los actores de voz de Link y Allen iban a aguantar tantos alaridos— en un intento de crear una sensación que ya está en sus referencias. Sólo tendrían que leer mejor, porque el material es muy bueno, y su trabajo es adaptarlo, no reinventarlo.

También es cierto que no están llegando tan lejos como para desvirtuar la serie, pero siempre es triste ver cómo un trabajo que adoras no recibe el cariño que se merece.

D.Gray-man: HALLOW-cap11-02

D.Gray-man


d grey man ficha

D.Gray-man, la principal obra de Katsura Hoshino, comenzó a publicarse en mayo de 2004 y sigue las aventuras de Allen Walker en un s. XIX alternativo.

El manga se publica desde 2004, entre frecuentes parones, en diferentes revistas. Comenzó en la edición semanal de la revista Shonen Jump, luego cambió a la Jump Square y, finalmente, pasó al magacín Jump Square Crown. Ha tenido dos adaptaciones al anime, la primera con Madman Entertainment (2006-2008) y una segunda, D.Gray-man: HALLOW, estrenada en la temporada de verano de 2016, que continúa el argumento de la primera con el estudio TMS Entertainment. También ha contado con adaptaciones a novela de mano de Kaya Kazaki, titulada D.Gray-man: Reverse.

En España, el manga se publicó primero con GlénatEDT, pero tras la desaparición de la editorial ahora es Ivrea quien la publica.

Allen es un joven exorcista con una mano maldita y una cicatriz en la frente que perdió a su figura paterna (Mana) cuando era un niño tras convertirlo en Akuma. Desde entonces, se dedica a cazar a los mismos. Estos son las armas artificiales, fruto del dolor de la humanidad por la pérdida de los seres queridos, que utilizan el Conde Milenario y la familia de los Noé en sus intentos por destruir a la humanidad. Sólo pueden hacerles frente los exorcistas, una organización bajo el control del Vaticano, gracias a la ayuda de la Inocencia, un cristal divino que los otorga poderes sobrenaturales. Tanto los exorcistas como los Noé se suman a una carrera contrarreloj para encontrar el Corazón, el núcleo de las Inocencias cuya destrucción podría suponer la desaparición de todas las demás.