Reseña: ‘Pokémon Negro y Blanco’ #4

El viaje por Teselia se acerca a su fin
pokemon-negro-y-blanco-4-header

Es hora de reseñar el cuarto tomo de Pokémon Negro y Blanco, así que me toca soltar el disclaimer habitual: habrá spoilers (¡estamos en un cuarto tomo, si quieres saber qué opinaba del anterior tienes aquí la reseña y si lo que quieres es una visión general sin destripes sobre la saga será mejor que vayas a la del primer tomo! Dicho esto, será mejor que recapitulemos sobre en qué punto de las aventuras de quinta generación nos encontrábamos al final de la anterior entrega.

Negro, aparte de su clásica meta de ser el mejor que habrá jamás ganando en la Liga Pokémon ve cómo recae sobre él el destino de ser el Héroe de la Verdad que tendrá que despertar a Reshiram y enfrentarse en combate con el Héroe de los Ideales tras el fracaso de los líderes de gimnasio en salvaguardar el orbe oscuro del Equipo Plasma. Blanca, por su parte, sigue creciendo tanto como entrenadora como persona en sus sesiones del Metro Batalla, habiendo incluso ayudado a un pokémon singular.

Y el número no podía empezar con una escena mejor: vemos cómo N, con su natural vínculo con los monstruos de bolsillo, es capaz de despertar a Zekrom, el Dragón Negro de los Ideales, y convencerle para su causa en una escena que amplía cosas que sólo podíamos imaginar en el juego de Nintendo DS.

pokemon-negro-y-blanco-4-b

Con mucho acierto se muestra también el combate que se prometía al final del anterior tomo. Como colofón del entrenamiento de Negro bajo el mando del líder Junco, es hora de combatir contra el especialista de hielo, aceptando en el camino su destino como Héroe de la Verdad. Tras un combate que sigue estando a la altura de lo que he descrito en mis anteriores reseñas, descubre que los líderes restantes han decidido no sólo llevar a cabo la Liga Pokémon como de costumbre sino que también planean adelantarla para evitar mayores problemas con el Equipo Plasma. ¡Sólo tenía una semana para hacerse con la medallas restantes y despertar al Dragón Blanco! Una gran presión sobre el héroe que, incapaz de su comienda, decide capturar Pokémon poderosos como último recurso.

Eso le lleva a combatir contra los Paladines de Teselia en un arco argumental cuya finalidad es mostrarnos la profundidad de un mundo que a veces olvidamos desde la perspectiva de un jugador habitual que se presenta como el centro de la historia y además profundiza sobre el lore de estos seres legendarios e incluso de la región en la que viven.

Acto seguido podemos presenciar otra de las escenas de la historia que antes sólo podíamos imaginar. El Héroe de los Ideales, con su dragón legendario, combate contra un Campeón de la Liga que parece desentrenado por culpa de su falta de motivación. Como ya sabemos, ganará sin ningún problema, haciéndose el nuevo Campeón, añadiendo una capa extra de presión a Negro y declarándose como un héroe.

pokemon-negro-y-blanco-4-a

Un reencuentro con Blanca es capaz de subirle la moral. Con Brav de nuevo a su lado, su equipo empieza a cobrar forma de nuevo. Pero poco tarda en darse cuenta del resultado del anterior y cruzarse con N, lo que tras algunas de sus palabras bonitas es capaz de corromper los sueños del héroe, rompiendo así su relación simbiótica con Musha. Y ese jarro de agua fría es capaz de dejar a nuestro héroe con insuficiente moral como para enfrentarse a su destino. ¿Sería capaz de recuperarse a tiempo? El resto de su equipo Pokémon piensa que sí, pero es sin duda una época oscura.

Y es que si hay alguna entrega que sea capaz de cuestionarse así las relaciones entre humanos y Pokémon no es otra que Negro y Blanco. Si ya el juego planteaba bastantes preguntas, la serialización en viñetas resulta ser capaz de todo eso y mucho más con gran acierto e incluso acercándose a las características de los monstruos concretos.

Y así, está a punto de empezar la liga con un Negro que no es capaz de sobreponerse hasta el último instante. Y ya es tarde, pero hace uso de su ingenio para una última laguna legal que le permite una última oportunidad de combatir contra Lirio por su última medalla y el pasaporte a sus sueños en un combate tenso, emotivo, y que es capaz de ponernos (incluso como lectores) contra las cuerdas hasta el último momento. Así que, de última hora, es capaz de convertirse en el octavo aspirante a la Liga.

pokemon-negro-y-blanco-4-c

Un panel rápido nos muestra al resto de participantes, en el que alguno puede pillarnos por sorpresa. Cheren no podía faltar a la cita, e Iris tampoco, pero ¿quién sería ese misterioso encapuchado? ¿Y el tipo del sombrero extraño? Bueno, ese tal Chánclez tiene pinta incluso de ser un participante de relleno. Sin duda, ese Handsome mal disfrazado se presentaba para averiguarlo. Ah, ¡y también está Ciprián, uno de los nuevos líderes de Negro 2 y Blanco 2!

Y comienza el torneo. A pesar de estar haciendo una reseña completamente llena de spoilers, me reservaré a los vencedores de la primera ronda, pero os prometo que se tratan de combates breces pero generalmente ricos en buenas viñetas de acción. ¿Cómo terminará la Liga? Pues no lo sabremos hasta el próximo y último número de Pokémon Negro y Blanco. Pero si es capaz de mantener el nivel de la saga, seguro que será una despedida por todo lo alto.

Pokémon Negro y Blanco #4
Lo mejor
  • Mantiene perfectamente el ritmo de los anteriores tomos
  • Profundiza en el lore de Teselia
  • Analiza las relaciones entre humanos y pokémon
Lo peor
  • Quizá siga siendo un poco lento

Pokémon Negro y Blanco


Pokémon Negro y Blanco es la serie manga que sigue las historias de Pokémon Edición Negra y Pokémon Edición Blanca. El primer volumen salió a la venta en España en diciembre de 2015, de la mano de Norma Editorial.