Reseña ‘Tales of Symphonia’ #1

La Regeneración del Mundo acaba de empezar
tales-of-symphonia-header

Planeta de Agostini lleva ya unos años trayendo adaptaciones en formato manga de la famosa franquicia de Tales of y, si bien no tuve muy buena opinión del Legendia, cuya reseña podéis leer aquí, creo que esta obra de Hitoshi Ichimura está mucho mejor enfocada y tocará el corazón de más de un fan del videojuego. ¡Y eso que es el primer trabajo oficial del autor!

El primer tomo de Tales of Symphonia presenta el mundo de Sylvarant, amenazado por los desianos, malvados semi-elfos en teoría sellados y que surgen para crear granjas de seres humanos cuando la diosa Martel cae dormida. Para evitar que su poder se prolongue, los ángeles dan una Torre de la Salvación al mundo y nombran a una Elegida del Maná que debe abrir unos «sellos» y convertirse en ángel. Este personaje es Colette Brunel, una dulce y torpe chica de dieciséis años. Pero el protagonista es Lloyd Irving, su amigo de la infancia, y un chico simple, perezoso y cuyo único talento parece ser buena persona y dominar el arte de las dos espadas. Cuando él y su amigo Genis Sage, un mago en ciernes, acompañan a Colette al Templo donde debe recibir a un ángel, se encuentran con que los desianos —¿o puede que no sean ellos?— se han adelantado y pretenden matar a la Elegida para evitar la Regeneración del Mundo. De no ser por la repentina aparición de un mercenario llamado Kratos que, a cambio de un pago, se ofrece a proteger a Colette, no habrían salido vivos.

tales-of-symphonia-1

Tras eso, diversas vicisitudes les llevarán a viajar por el mundo. Por el camino averiguaremos que hay una diversidad de razas en Sylvarant, que incluyen humanos —los más comunes—, elfos, semielfos —en general odiados e identificados con los desianos— y enanos, además de ángeles. También conoceremos a Raine Sage, profesora de los protagonistas, hermana mayor de Genis y una friki de las ruinas. Por otra parte, lo más interesante es el proceso de conversión de Colette en ángel, una muy dolorosa y que promete tener un final oscuro por todo el foreshadowing que se ofrece cada vez que la joven piensa en su viaje.

Como de costumbre, en una historia que dura más de 60 horas, hay muchísimo material que se va a perder en cualquier clase de adaptación. Si exiges a un mangaka que reduzca su extensión a 5 tomos casi es un milagro que la narrativa se sostenga. Así pues, tampoco extraña que el primer tomo de Tales of Symphonia se caracterice por un ritmo acelerado y mucha información dispuesta para que casi inmediatamente después tenga un uso inmediato. Los foreshadowing están demasiado pegados unos a otros como que para que cualquiera no se dé cuenta, haya jugado o no al juego, de qué se nos está dejando caer cuando sabemos que Lloyd es adoptado, le suena la espalda de Kratos, este conoce su nombre y visita la tumba de su madre. Ejem. Es una lástima pero tampoco se le puede pedir mucho más al mangaka.

Los personajes están bien definidos y aunque es imposible que tengan la profundidad del videojuego, muestran al menos dos caras en el tomo. Lloyd es amable, vago y algo aprovechado —además de olvidadizo. ¿Cómo te olvidas de que tu amiga se va a ir de viaje el mismo día que cumple años y va a ser nombrada Elegida?—, pero fundamentalmente ingenuo y con una idea del mundo muy blanca y negra en parte por las enseñanzas de su padrastro. Eso no impide que vaya madurando y haciéndose responsable de sus propias acciones. Allá donde Colette parece solo una buena chica y algo tontita, miente para proteger a Lloyd de un viaje peligroso y se ve que guarda secretos para no preocupar a los demás.

tales-of-symphonia-2

Genis puede ser algo malicioso y pomposo, pero se arriesgó por el bien de otra persona antes que el protagonista, de quien podríamos haber esperado tal gesto amable. Raine es severa, pero amable y comprensiva, y sus escenas con las ruinas históricas son lo mejor. En cuanto a Kratos, de momento no se desvela demasiado —aparte de lo evidente— de él, excepto que en medio de su frialdad es capaz de preocuparse por los niños, quizás por pragmatismo, probablemente porque es una buena persona. Como detalle, me parece muy curioso que al final del primer capítulo se le enfoque a él cuando se habla del ángel (en teoría Remiel) que envía la diosa.

El diseño es muy adorable, algo que va bastante con la estética del juego original, y se nota el cariño del autor por la obra. No da sensación de epicidad, pero sí causa una cercanía en un viaje del héroe que trata temas serios. En definitiva, apropiado para Tales of Symphonia. Los fondos no son nada del otro mundo y se trata de escenas bastante olvidables, A pesar de que la sucesión de escenas sea bastante simple, hay diálogos de fondo y los personajes siempre están haciendo algo que nos deja clara su personalidad. El espacio no les da tiempo para desarrollarse, así que la forma en la que se combinan para el combate —simple pero ágil, no sorprenderá a nadie pero se puede seguir bien y además los enfrentamientos suelen ser breves— y que se protegen unos a otros, además de las pequeñas conversaciones que no sean mera exposición del mundo o la misión serán lo que nos servirá para ver la evolución de los personajes.

La edición de Planeta está bien trabajada y es bonita, con comentario del autor en la contracubierta y tiras cómicas en la cubierta traducidas que añaden más diversión al viaje de la Elegida y a los personajes. Encontraremos dos primeras páginas a color —es una pena que no tengamos más— con unos suaves colores muy agradables y, en general, no encuentro queja con la edición. En todo caso la traducción tiene alguna que otra debilidad —traducir «raza inferior» como «raza menor» por ejemplo, entre otras irregularidades— pero se lee sin problemas.

En cuanto a la adaptación… Bien, la historia es coherente aunque apresurada y respeta las ideas básicas del juego, pues evidentemente no puede respetarlos a rajatabla con tan poco espacio. Los fans del juego podrán disfrutar recordando ciertas etapas de su viaje para salvar Sylvarant y aunque a los que lleguen nuevos puede que no sientan que la historia es muy compleja, al menos sí podrán percibir el rico trasfondo y quizás hasta se encariñen de los personajes.

tales-of-symphonia-3

 

Lo mejor
  • Diseños de personaje
  • Adaptación coherente de la historia
  • Que se incluya información del mundo
Lo peor
  • La velocidad de la historia
  • La falta de espacio
  • Los diálogos expositivos